martes, 26 de marzo de 2013

67- Educación Caducada

Aca nos pusimos rete positivos y hacemos un debate sobre el bonito tema de la educación en nuestro pais... ¿vale la pena matarse tantos años por un diploma? ¿neta una carrera nos garantiza un biuen nivel de vida? ¿es nini algo digno de ponerse en el Curriculum Vitae? 


Esas dudas y más, aclaradas en.... Otro podcast tal vez, porque aqui la neta, no creo, pero igual pasenle para que opinen...


 

11 comentarios:

  1. Marcianocazamujeres26 de marzo de 2013, 15:09

    Se pusieron muyyy serios, el tema de suyo ya es trágico o complejo. Una disculpa si de repente hice comentarios "radicaloides" en el chat. Las añejas instituciones mexicanas me dan una tristeza: las siento tan obsoletas y tan "sovieticas" en el sentido en que ya son obsoletas pero están aferrandose a una existencia inútil y no se dejan reemplazar. Vayan por temas más del género peliculas de terror-videojuegos. Por cierto la semana pasada mi novia y yo escuchamos el maratón de peliculas sci-fi clasicas de Desde Abajo 2a temporada Felicitaciones.

    ResponderEliminar
  2. Felicitaciones por el nuevo número del podcast. Ya que lo escuchemos daremos nuestras personales opiniones al respecto. Pero de una vez adelanto que yo en lo personal pienso que el obtener un grado educativo en nuestro país está sobrevalorado. Claro, hay excepciones. Pero son más bien las cualidades de la personalidad las que definen el triunfo laboral en México. Puede ayudar lo académico, pero son los rasgos del carácter del individuo los que muchas veces hacen la diferencia, pese a que no se tengan tantas medallas escolares. Y al fin y al cabo, hay una universidad llamada Santo Domingo la que permite obtener fácil el nivel escolar que se requiera, previo pago de una módica cuota, je! Y en el resto del país, en las universidades y escuelas oficiales, o privaditas, en muchas ocasiones le siguen el ejemplo. De manera extraoficial, claro je!

    ResponderEliminar
  3. Unas cuantas ideas rápidas de mí parte. Aunque no he terminado de escuchar el podcast, varios de los puntos que mencionan sobre educación, específicamente educación en México, me parecen muy interesantes. Me llama la atención, por ejemplo, lo que dice mí señor Búho (dicho con todo respeto, pues me recuerda cuando hablaban algunos personajes de la peli del señor de los anillos, y para mí le da cierto cache al uso de esta figura escrita, je!) sobre las opiniones se estaban vertiendo en el chat. Pidiendo que de preferencia dijeran sus dichos con algún sustento, pues si no se hacían así quedaban en meras opiniones. Respetable y loable el intento de mi señor Búho por aconsejar a los podcasescuchas para que la plática subiera de nivel. Pero a mí parecer, o opinión, algunos como yo, en ocasiones, no nos interesa sustentar profundamente, o no tenemos en esos momentos datos duros para sustentar un tema. Porque no es nuestra intención. Pues quizás solo nos interesa explayarnos dando una mera opinión. Por lo que no nos vamos a tomar la molestia de buscar afuera o hurgar en nuestra mente algún dato o argumento sustentable para apoyar nuestros dichos. Cosa de cada quién. Pero inclusive, a pesar de que en ocasiones nuestra opinión pueda parecer, meramente eso, puede tener de trasfondo algún dato o referencia sustentada en el conocimiento parcial o profundo de lo que estamos diciendo. Solo que no lo recordamos bien. O no tenemos el dato preciso. O simplemente no nos interesa en ese momento hacer la precisión. Bueno. Ahora, en cuanto al asunto de la comparación entre los la manera casi extrema de corregir a los alumnos, en el pasado, como en el presente. Y aunque no soy un experto, y no tengo estadísticas, ni datos duros, ni recuerdo estudios, y ni me interesa buscar en estos momentos en google o en alguna parte, debo deciros que he conversado con algunos maestros, y he llegado a la conclusión, sin mencionar todo un esquema preciso, que al igual que en otros casos, el punto medio es el más adecuado. No se trata, a mí parecer, que se agarre a golpes con reglas, ni se le tiren gises a los alumnos, como presencié alguna vez. Ni como ahora, no tocar al alumno infractor ni con el pétalo de una rosa. Simplemente establecer un protocolo de actuación, donde a través de sicólogos, pedagogos, o yo que sé, expertos, que encaucen a esos alumnos conflictivos. Y según la falta, debe ser la sanción. Y aquí disculpen el mal vocabulario que voy a emplear, pero no nos hagamos pendejos. En ocasiones los alumnos o alumnas no quieren acatar las reglas, y se comportan como auténticos animales. Pero esto no significa que se les deba agarrar a golpes, insultarlos o agredirlos de otras maneras, sino sancionarlos civilizadamente, ya sea con la calificación, suspensión, o expulsión, si el alumno-animal no se quiere corregir y acatar las reglas de la institución educativa. Pues no está ahí a fuerzas. Bueno, a veces sí, por los padres de familia, je! Recordando que en la edad joven, muchos pensamos más con las emociones que con la cabeza, pues todavía no tenemos nuestro criterio mejor desarrollado que en la edad adulta. Aunque hay sus excepciones, claro. Por último, recuerdo una anécdota contado por el periodista mexicano en Estados Unidos, Jorge Ramos, donde él dice que estudió en una escuela religiosa, y le reprocha a un par de hermanos religiosos el que le dieran reglazos. Estoy de acuerdo con él, que ésta no era la manera de sancionarlo. Y aunque no conozco el caso de primera mano, le preguntaría a él: acaso no reaccionaban ellos contigo con desesperación por tu indisciplina? O reaccionaban así por falta de criterio para enfrentar a alumnos supuestamente indisciplinados como tú? Cómo yo en mí momento vi a algunos alumnos-animales a los que les arrojaban gises los maestros porque interrumpían constantemente la clase con sus idioteces! Pero insisto, no se trata de apagar la violencia con violencia. En todo caso se debe aplicar algún tipo de sanción escolar. Bueno. Saludos, y nos estaremos escuchando y escribiendo.

    ResponderEliminar
  4. Ya escuché el podcast completo sobre educación. Y sinceramente, tal como lo veo, y lo viví, y he visto como otros lo han vivido, les daré a los jóvenes, y no tan jóvenes como yo, un sencillo y claro consejo: no estudien, ni se capaciten en lo que más les guste, sino en lo que les deje dinero. De hecho sobre lo que se dice que uno debe dedicarse a laborar en lo que más le apasiona, lo doy por cierto en unos escasos pocos casos de éxito. Tal como está el mercado laboral, deben irse a la segura. Escojan carreras técnicas, o donde lleven ingenierías. O aquellas que investiguen ustedes donde halla mayores posibilidades de ganar más dinero. La idea romántica de que uno debe dedicarse a hacer lo que más le gusta la doy por buena, siempre y cuando uno se vaya a sostener bien económicamente. Pues si se dejan ir por ésta idea, y el día de mañana les va mal, o regular, se van a querer colgar de los pies. Pues aunque estés en un trabajo que no te guste, o te guste escasamente, con el dinero que ganes, en tu tiempo libre, te puedes dedicar a lo que más te apasiona. Huyan de las humanidades y las Ciencia Sociales como la peste. Aunque también les aconsejo una fórmula híbrida. Estudien dos cosas: una en donde saben que es muy probable que les va a dejar lana, y otra donde no estén tan seguros, pero que les gustaría estudiar. Y si acaso escogen una carrera donde el camino a obtener un buen ingreso sea difícil o escaso, compleméntela con idiomas y cursos de computación, por lo menos. Saludos, y nos estaremos escuchando y escribiendo.

    ResponderEliminar
  5. Claro, si les gustaría estudiar aquello que han investigado que les va a dejar lana, con un alto grado de posibilidad, que tanto mejor, je!

    ResponderEliminar
  6. Y por supuesto, en cuanto a Las Ciencias Sociales, humanidades o lo que sea, si se tiene la plaza magisterial garantizada, claro que es casi garantía de buen ingreso económico...

    ResponderEliminar
  7. Saludos. Antes que nada, gracias por la mención en el podcast. Y en cuanto a lo publicado por el master Zev Kosnar, se que no es en serio los comentarios, si hubiera alguna bronca, no estaría comentando aquí y escuchando sus podcasts con gusto =P. Son buen medio de relax entre el trabajo y el estudio.
    Y en cuanto a este podcast, aun lo ando escuchando, así que al rato espero vertir mi humilde opinión al respecto.

    ResponderEliminar
  8. Ahora si, mi comentario luego de escuchar este podcast, que si tiene aires serios, pero me parecio estupendo como lo abordaron.
    Y aunque como dijo el señor Buho, el aspecto educativo tiene muchas aristas y lados. Así que solo me enfocare en algunos que me parecieron harto interesantes.

    -¿La educación es un medio para controlar las masas? Así es. Eso lo vimos con el famoso cine-corto de Loret de Mola, La mala educación. Allí se puso un villano nominal como la Elba Esther y aunque se dieron cifras correctas de como esta la educación, jamás se toco el ámbito del sistema en que estamos embuidos. Al gobierno y las televisoras les conviene que el mexicano sepa lo necesario, porque un pueblo mayor educado, será más exigente. Solo vean el ejemplo de la Rusia del siglo XX, pre-soviética. Lenin no solo se dedico a enseñar la retórica comunista, sino "educo" al pueblo soviético para que se entendiera. Solamente con cultura, se logro que los rusos salieran de su atraso medieval y entraran a este siglo, aunque fue de mala manera. Aunque se trabaja en educación, no se hace de fondo, porque se amenaza el sistema actual.
    -El otro aspecto es que la educación que se tiene es de tipo inductivo, tal como se decía, es de memorizar datos y ya. Los profesores se destacan por hacer que el alumno se meta datos en la cabeza. Ahora no es necesario, porque cualquiera puede googlear la respuesta. Se debe abogar por una educación deductiva, donde el alumno piense. Volver a esas raíces que tenía Socrates con sus alumnos, donde los instaba a pensar, no a darles datos y datos de lo mismo. Pero el mismo Socrates vivió la represión por enseñar a pensar a sus chamacos.

    Por eso, las ideas que se tienen de la misma educación estan mal. No es solo tener título y ya, sino saber como trabajar, tal como decía Zev Kosnar, donde puede haber alguien que jamás halla ido a la escuela y llegar más alto. Hay que chambearle y uno tiene la idea de que estudiando, evitarás el trabajo duro. Ese no se puede obviar, porque eso solamente sería escolaridad, no educación, lease, sabiduría.

    Excelente podcast! Ojala se haga una segunda parte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cinta a la que te refieres es de panzazo. Un documental que ya vi. Y la mala educación, por lo menos la que yo conozco con ese título, es una peli española de Almodóvar, donde salen los actores mexicanos Gael García Bernal, y Jiménez Cacho. Pero independientemente de la corrección, y datos que agrego; es cierto, no basta tener el título, pues como sabemos, hay una brecha, a veces grande, entre la realidad laboral y la realidad como te la pintan cuando estás en la escuela. En mi localidad conozco a un tipo que es vendedor de seguros, y está muy imbuido del espíritu emprendedor económico, por lo que me dice que se la pasa discutiendo con los maestros de sus hijos, reclamándoles que lo que les enseñan no los está preparando para el campo laboral real. Yo le he dicho, que tal y como veo las cosas, los maestros, y hasta el dueño de la escuela, en menor o mayor grado, reciben órdenes. Los maestros tienen que enseñar, en menor o mayor grado, lo que les dicen que enseñen las autoridades escolares. Por más que sepan, o no, que algunas cosas son jaladas mentales. Y por supuesto, el dueño o director de la escuela, tiene que entrar en el aro, por lo menos en parte, porque si no, le pueden cancelar el registro las autoridades escolares. En pocas palabras, rendirle pleitesía, o aparentar que le rinden, al sistema económico, social, y cultural imperante. Claro, esto no significa que uno deba quedarse pasivo ante ello. Hay maneras de sabotearlo. Por lo menos en parte. Simplemente con los valores que uno les dé en casa a los hijos. Contra argumentando aquello que no estemos de acuerdo. Sin que tengamos que pelearnos verbalmente con sus maestros, las autoridades escolares, y el dueño o director de su escuela. Pues al fin y al cabo, ellos solo son, muchas veces, por el sueldo que devengan, y intereses económicos que tienen, soldaditos obedientes, en menor o mayor escala, del sistema en que vivimos. No quiero decir que se debe cancelar el diálogo con ellos, pero para mí que nuestras palabras pueden caer, frecuentemente, en saco roto. Y como los título que dan las escuelas ayudan (ojo, no digo que son definitivos para enfrentarse al mercado laboral), hay que tratar, si se quiere, de cumplir el requisito y obtener el papel. Puro pragmatismo, pues. Saludos, y nos estaremos escribiendo y escuchando.

      Eliminar
    2. Oh cierto, era "de panzazo", se me cruzaron los cables.

      Eliminar
  9. Bueno apenas estoy iniciando el episodio, pero que buena rola de David Bowie, escucharé el resto del podcast para dar una opinión acerca del tema.

    ResponderEliminar

Acá no censuramos a nadie, a menos que se pase de... veras, trata de mantener el post al punto con el tema o Vas pa´fuera!! Gracias...